Show Nav

Vuelve el apresto, pero ¿sabe usarlo correctamente?

Productos y métodos adecuados

Camisas y servilletas de lino, pero también centros de mesa hechos a mano: aprestar es un arte que vuelve a estar de moda, pero para hacerlo bien es necesario conocer a fondo el método para el aprestado, clásico o moderno.

Planchar es un arte y saber utilizar bien el apresto es esencial parar realizar este arte de modo perfecto. La primera regla es ésta: seleccione el apresto en base al tipo de tejido y a la prenda que desee planchar. La mayor dificultad cuando se plancha estriba en eliminar las arrugas de modo eficaz y dar consistencia a las prendas que, de lo contrario, perderían su forma, deformándose al cabo de pocas horas. Las fibras vegetales, como el algodón y el lino, tras el lavado se quedan ásperas y arrugadas. Es necesario extenderlas y hacerlas más consistentes, justo lo necesario para evitar que no se deformen durante su uso. Si además el tejido presenta bordados o encajes, durante el lavado tenderán a encogerse y a arrugarse: utilizar el apresto es el único modo para extender manteles, sábanas u otras prendas que han sufrido este encogimiento natural. En efecto, el apresto tiene la ventaja también de formar sobre la prenda una película protectora que reduce la absorción de las manchas en profundidad y protege la fibra del desgaste en las zonas más expuestas (por ejemplo, manteles, cuellos y puños de las camisas).
El apresto líquido puede ser muy útil cuando es necesario aprestar un número elevado de prendas a la vez. Nuncas aconseja una dosis de Sanpli Appretto Lavatrice que vertido directamente en la lavadora, en el específico compartimento, en sustitución del suavizante, se distribuye uniformemente por toda la colada aportándole consistencia y haciendo más rápido el aprestado. El centrifugado deberá ser ligero (700 revoluciones como máximo) para evitar que la colada se arrugue excesivamente. Tienda inmediatamente, evitando que se formen arrugas adicionales y sin utilizar demasiadas pinzas, después planche a una temperatura bastante elevada, usando una normal plancha de vapor. Este apresto es insustituible para los manteles y las camisas: la consistencia será uniforme, el resultado perfecto, junto a la protección contra las manchas y el desgaste. Además, es ideal para las prendas de seda que pueden mancharse si se mojan de modo no uniforme durante el planchado.
El apresto en spray, el apresto más “clásico” y tradicional, se usa mientras se plancha y es perfecto para eliminar las arrugas que se forman solo en algunas zonas, y extender el tejido alrededor de los pequeños bordados, es decir, para facilitar y hacer impecable el planchado. Nuncas propone en su gama Sanpli Appretto Spray, con una fórmula que contiene almidón de arroz en vez de maíz: no amarillea durante el planchado y se aplica de modo homogéneo sobre el tejido. Otro punto a su favor es la hipoalergenicidad: gracias al almidón de arroz contenido en la fórmula, se puede utilizar en prendas de personas con una piel especialmente sensible, sin riesgo de irritación.
También los tejidos muy ligeros o sintéticos pueden ser aprestados: el apresto ideal en este caso es Sanpli, apresto perfumado no gas, ergonómico y fácil de manejar en un práctico trigger spray sin gas. El resultado es un tejido aprestado y, por tanto, consistente pero no rígido, sedoso y agradable al tacto, sin arrugas y con una forma perfecta. Puede utilizarse también solo en algunas zonas, como cuellos o puños de blusas ligeras, por ejemplo. Además, es muy fácil de usar ya que de una sola vez humedece y apresta: ¡lo ideal para quien empieza a familiarizarse con el arte del planchado!

Cualquiera que sea el producto elegido, los aprestos Nuncas de la línea Senza Grinze le darán una doble garantía: eficacia y practicidad – para facilitar el planchado, alcanzado un resultado profesional en menos tiempo.